TRANSLATION: Las pequeñas empresas encuentran maneras de adaptarse al cierre causado por el coronavirus

Owners of Oregon City Records Tory and Jessica Economou stand in front of their business.

Con las órdenes de quedarse en casa aún vigentes, las pequeñas empresas en el estado luchan por sobrevivir. En Oregon City, un pueblo pequeño ubicado aproximadamente a una hora de Forest Grove, dos negocios familiares han encontrada nuevas maneras creativas de adaptarse a la nueva realidad causada por el COVID. 

Tory y Jessica Economou son dueños de Oregon City Records en Main Street. Antes de la llegada del coronavirus, su tienda se llenaba de clientes hojeando vinilos y hablando acerca de la música, pero cuando las noticias del COVID empezaron a salir a la luz, ellos fueron rápidos para tomar medida. 

Una semana antes de la orden de cierre oficial que dio la gobernadora de Oregon Kate Brown el 23 de marzo, Tory y Jessica decidieron cerrar el negocio para proteger a la gente. “Se hizo evidente que teníamos una responsabilidad pública de cerrar,” dijo Tory. Ante esta decisión, ellos tuvieron que pensar rápidamente en formas de mantenerse a flote. 

“Necesitábamos encontrar una manera de crear un flujo de ingresos y darles a las personas algo que hacer cuando están atrapados en casa,” dijo Tory. Ellos rápidamente crearon la idea de los paquetes “Hunker Down,”  una colección de LP y otros medios entregados a domicilio en el área de Portland. 

“Es un momento único en la historia que todos estamos viviendo, y todos tenemos una responsabilidad de cuidarnos unos a otros en cualquier capacidad que sea,” dijo Tory. “Además, necesitamos un flujo de ingresos—incluso si es una fracción de lo que era antes— para seguir teniendo negocios. Es una manera de hacerlo y de servir.”

A una cuadra de Oregon City Records se encuentra White Rabbit, una librería independiente propiedad de Danielle Walsh. Ella comparte el edificio con la cafetería de su esposo, Rolland, Black Ink. Como Oregon City Records, Black Ink y White Rabbit decidieron cerrar antes de que la gobernadora Kate Brown emitió oficialmente su orden ejecutiva. Y aunque muchas cafeterías siguen abiertas con servicio para llevar, Danielle y Rolland decidieron que sería demasiado arriesgado continuar de esa manera. 

“Vivo con mi mamá y ella tiene 75 años, entonces decidimos que no valía la pena el riesgo,”dijo Danielle. “Lo supimos el último día que abrimos, estábamos demasiado nerviosos para continuar. Pero ya estábamos buscando formas de mantenernos vivos.”

Aunque White Rabbit no tenía mucha presencia en línea antes del cierre, el trabajo diario de Rolland en el desarrollo web fue útil para adaptarse.

“Tenía una especie de sitio web esqueleto, y nuestro primer objetivo era conseguir libros,” dijo Danielle. “[Rolland] me ayudó a comenzar el proceso de obtener nuestras colecciones de libros en línea y después de eso, fue mi familia la que cargó el resto de nuestros productos.”

Al momento de escribir esto, White Rabbit actualmente tiene más de 2000 productos listados en su sitio web, todos disponibles para entrega a domicilio local.

Aunque Oregon City Records y White Rabbit han continuado con los negocios de manera adaptada, muchas otras pequeñas empresas ya han tenido grandes problemas debido al cierre.

“Es desgarrador,” dijo Danielle. “Mis amigos son dueños de pequeñas empresas, y uno por uno, veo que no lo logran.”

Aunque el gobierno ha prometido subvenciones a las empresas para tratar de ayudar durante este tiempo de necesidad, como dice Danielle, muchas de ellas no califican o están tan lejos de la lista, puede pasar mucho tiempo antes de que reciban ayuda. Además, muchos pedidos no esenciales que se realizan a través de grandes remitentes en línea como Amazon están poniendo en riesgo a más personas en la industria del almacén. Citando esto, Danielle dice que la mejor manera para que los consumidores ayuden a sus pequeñas empresas favoritas es comprar productos locales.

“Comprar local tiene algún privilegio,” dice Danielle. “Si la gente no puede comprar localmente, quiero que cuiden primero de sus familias. Pero si la gente tiene la capacidad de comprar localmente, si la gente está dispuesta a comprar tus rompecabezas, tus libros, tus cosas, también alivia la industria del transporte y la industria del almacén.”

Tanto Oregon City Records como White Rabbit también han estado utilizando sus propios negocios para ayudar a apoyar a otros que están luchando en la comunidad.

“[White Rabbit] compra en más de 250 pequeñas empresas y artistas locales,” dijo Danielle. “Cada vez que el dinero cambia de manos en esta economía, lo estamos haciendo mejor. Y así, cuando puedo comprar de estos pequeños vendedores, les ayuda a hacerlo y me ayuda a hacerlo .”

White Rabbit también ha estado trabajando para apoyar a las familias que también están batallando, vendiendo máscaras y desinfectante para manos en línea. El negocio dona una máscara o desinfectante para manos por cada máscara o desinfectante para manos comprada en línea. También ofrecen avena gratis de Bob’s Red Mill con la promesa de que quienes la soliciten la donarán a su banco local de alimentos.

“Con los paquetes Hunker Down [de Oregon City Record], incluimos menús de todos los restaurantes locales,” dijo Jessica. “También tenemos una lista de todos los negocios abiertos y formas en que nuestros clientes también pueden apoyarlos.”

“Es muy importante hacer una promoción cruzada y que todos sepan que esta es su comunidad. Su comunidad empresarial ”, agregó Tory. “Y quieres que esté aquí cuando volvamos a abrir, cuando todo vuelva a la normalidad, siempre que sea posible. Así que haz lo que puedas para apoyar “.

+ posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *